Los 7 rasgos de la mentalidad altamente productiva

Más allá de aplicar un determinado sistema o usar unas estrategias concretas, necesitas que los millones de pequeñas decisiones que, inconscientemente, tomas a lo largo del día sean lo más productivas posibles. La suma de todas estas micro decisiones, a la larga, impacta directamente en tus resultados.Y aunque pueda parecer absurdo, tu mentalidad es la que acaba determinando tus resultados.

Ocurre lo mismo que con las personas que ganan la lotería. Al final, la mayoría de los afortunados terminan perdiendo todas sus ganancias o se vuelven incluso más pobres en sólo unos pocos años. No han cambiado sus creencias sobre el dinero , no han desarrollado la mentalidad adecuada para gestionar ese dinero . Las pequeñas decisiones que han tomado día a día no les han llevado en la dirección adecuada.

 

1. Ten siempre un sueño
Puesto que no se consigue ser productivo de la noche a la mañana, es mejor y más fácil comenzar teniendo un sueño o una visión al que puedas anclarte.
Creo que el tamaño del sueño no importa; puede ser un gran sueño o un pequeño proyecto. Lo importante es que te motive y desees hacer todo lo necesario para lograrlo.

2. Ten una actitud positiva de la vida
Ver las cosas de forma positiva puede parecer fácil, y lo es para algunas personas. Pero a otras personas a veces nos resulta difícil ver el lado brillante de la vida, el vaso medio lleno.
Para ser productivo, es necesario desarrollar una actitud positiva ante la vida en general. Adoptar esa actitud te permite tener más confianza en ti mismo para superar los retos diarios y convertir los fracasos en éxitos.

3. Evita preocuparte demasiado
Si es posible, deja de pensar demasiado y preocuparte a todas horas. Si puedes solucionar el tema que te preocupa, hazlo lo antes posible. Si no, intenta desviar ese pensamiento recurrente mientras trabajas.
Preocuparte por el problema no lo resuelve. Sólo genera una mezcla de emociones que después pueden resultarte difíciles de manejar.
Para ser productivo, piensa sólo en lo que ahora tienes entre manos y puedes resolver.

4. Olvida el pasado
Uno de los primeros pasos para ser productivo es olvidar tus errores y los fallos cometidos en el pasado.
Si asumes que hay cosas que están más allá de tu control, eres capaz de perdonarte a ti mism@ y empezar de nuevo. Una vez has analizado y aprendido de tus errores, no es productivo seguir recordándolos para siempre. Al anclarte en el pasado sólo consigues seguir pensando en tu derrota y entrar en el ciclo sin fin de culparte a ti mism@ por las cosas que no hiciste.

5. Sigue tu propio ritmo
Es cierto que a veces la competición es clave a la hora de alcanzar metas. Sin embargo, muchas veces acabas cansad@ de correr detrás de algo sólo porque no quieres que otras personas acaben la carrera antes que tú.
Dado que ser productivo es una carrera de fondo, tu objetivo es no acabar cansado y abandonar. Es mucho mejor andar el camino siguiendo tu propio ritmo.

6. No dejes de aprender
Si realmente quieres cambiar y mejorar tu productividad, no te conformes con lo que tienes ahora.
Si eres capaz de aprender cosas nuevas, eres capaz de adquirir nuevas habilidades que puedes añadir a las que ya posees. Eso te aporta confianza para empezar nuevos proyectos.

7. Anticípate
Ser productivo pasa por planificar anticipadamente.
Si eres capaz de desarrollar tu plan te resulta más fácil afrontar retos o problemas más grandes a lo largo del camino. Además, esa planificación te proporciona mayores oportunidades de éxito en caso de que el plan inicial falle.

Fuente: OrganizaTuTrabajo

Deja un comentario